Rodrigo Riquelme: «En 2008 teníamos la mentalidad de que donde íbamos, debíamos dar lo mejor de nosotros»

Sin duda alguna, Rodrigo Riquelme está entre las personalidades doradas en la historia de Curicó Unido. El paraguayo ahora nacionalizado chileno participó de 2 ciclos diferentes en el club, y actualmente es el único jugador que ha conseguido dos campeonatos de Primera B y dos ascensos a Primera con el Curi. Para conversar de aquello y más, el defensor charló con el Instagram Live de Curicó Albirrojo, abordando diferentes temas.

Por un lado, al momento de hablar sobre lo cómodo que es Curicó como ciudad para un deportista, manifestó que su cercanía y tranquilidad son primordial para el estilo de vida de un jugador como él. «El sistema de vida que ofrece Curicó para los deportistas en general, de que somos muy hogareños y tranquilos, sirve para nosotros. Curicó está cerca de Santiago, cerca de la playa, a 1 hora de la montaña, está en un lugar muy bien ubicado», dijo. «Y el cariño de la gente es impagable», añadió.

En otro ámbito, el jugador que lleva 17 años en el profesionalismo, hizo un recorrido nostálgico por toda su carrera, en la que además de haber defendido al Albirrojo ha vestido otras casaquillas en Chile, como las de Rangers, Colo Colo, o Palestino. «Han pasado muchas cosas importantes. El objetivo de los ascensos en Curicó, también consolidado en Primera División donde estuve muchos años. Han sido logros importantes en mi carrera que me dan la tranquilidad que gracias a Dios, donde he estado, he salido por la puerta ancha».

Ante la pregunta de quién hasta ahora había sido el mejor compañero que le había tocado, la respuesta fue clara: el capitán Cortés. «No hay dudas de que uno de los mejores jugadores del Curi hoy día es Martín Cortés. Referente, un tipo humilde. Los buenos planteles se arman conjugadores o personas como él, sin desmerecer a otros jugadores que han pasado por la institución. Churín, Camargo, el «Comandante» (por Mauro Quiroga) que se fue ahora, pero dentro de lo general, con quienes me tocó estar, me quedaría con uno de los mejores jugadores hoy en día, Martín Cortés».

A la hora de recordar sus dos ascensos conseguidos con la Albirroja a Primera División, consideró que el logro de 2008 se valora más producto de lo difícil que fue para ellos y por las condiciones que tenía el club, las cuales claramente eran sumamente diferentes a las de los últimos años. «El plantel del 2008 se formó de una manera muy rápido, y de personas que eran muy cercanas. Todos llegábamos a vestirnos al camarín del estadio, y de ahí adónde íbamos a entrenar. Pero siempre con una mentalidad de que donde íbamos, teníamos que dar lo mejor. No teníamos las condiciones de la temporada 16/17, y esas son las cosas que ayduan para que se forme un plantel sólido de personas, más que jugadores. Habiendo buenas personas, hay buenos jugadores, que es lo que nos pasó ese año».

EL ROL DE LUIS MARCOLETA EN SU VIDA

Hablar de Rodrigo Riquelme es hablar de historia pura del Curi, lo mismo que con Luis Marcoleta, el entrenador más ganador en la historia de la institución y que dirigió en los 2 períodos al «Paragua». Sobre su imagen de Don Luis, el ex Sol de América lo ve como un hombre lleno de virtudes y que es capaz de exigirle el máximo a sus jugadores. «Luis Marcoleta te pide exigencia contigo mismo. Es una de las virtudes de él, al jugador le pide luchar con sí mismo para superarse. Y así consecuentemente vienen los resultados, los títulos, y los logros que se consiguen en base a la exigencia y la autoexigencia. Para él no existe el techo, y es una muy buena idea para la vida en general, para los propósitos que uno tenga».

Comparte