Continuarán entrenamientos individuales hasta junio

Complejo y lleno de incertidumbre ha sido lo que ha tenido que vivir el fútbol chileno, en que Provincial Curicó Unido ha tratado de hacer lo posible por mantener entrenamientos individuales en un período donde no hay posibilidad de continuar el campeonato por ahora.

Dentro de este proceso, el problema financiero es preocupante para todos los clubes y a través de varias reuniones con la ANFP y dentro del directorio de cada club, se han ido tomando decisiones para que sean lo menos dolorosas posibles.

Carlos Bechtholdt, gerente deportivo del club tortero, informó que el directorio propuso varias soluciones para enfrentar la cuarentena, donde una de ellas fue aceptada por los jugadores y la más sana, como es tomarse vacaciones desde el 1 al 22 de abril. Esto como medida para tratar de solventar la falta de ingresos al club. “Tuvimos una reunión con algunos integrantes del plantel, entre ellos Martín Cortes, Paulo Garcés y Carlos Espinosa para presentarles la propuesta de tomar un período de vacaciones, el cual comenzaba a regir desde el 1 al 22 de abril. Los jugadores accedieron tomarse las vacaciones en esta fecha, lo que nos permite tratar de equilibrar el presupuesto y ellos tuvieron un gesto con la institución, siendo ésta una de las medidas que han implementado varios clubes de primera división”, indicó Bechtholdt.

El gerente deportivo dijo que dentro del plan que existe como club, los meses de mayo y junio estarían asegurados gracias a los ingresos del canal del fútbol, lo que permitiría pasar este tiempo sin mayores inconvenientes y asegurando el pago de los sueldos del plantel. “Por lo menos les dimos la tranquilidad como club a los jugadores, que estos meses por lo menos hasta junio ellos no van a tener problemas para cobrar su salario. De ahí para adelante no sabemos cuál será el panorama ni tampoco si el club o la industria como fútbol tomarán otra medida”, agregó.

Cachi Bechtholdt dijo que se mantienen las pautas de trabajo en casa para el plantel completo, las que son vigiladas por el Cuerpo Técnico debido a que lo ideal es no paralizar sus actividades. “Tomamos esta medida como una de las cuatro alternativas que teníamos como para compensar la merma de ingresos. Es un ahorro importante para el club a futuro tratando de palear alguna situación económica y se le agradece al plantel profesional y al cuerpo técnico por esta medida”, agregó el gerente deportivo.

Dijo que la medida de las vacaciones hasta ahora viene muy bien, considerando que la idea es compensar de alguna forma lo que está pasando en todos los clubes producto del campeonato que se encuentra paralizado y por ende la merma de ingresos.

Respecto al ánimo de los jugadores, la situación dijo Bechtholdt, ha sido compleja como para todo el país. En el caso de los jugadores se trabaja diariamente para evitar la monotonía y aguantar el encierro, donde el cuerpo técnico ha intentado trabajar de distinta forma áreas físicas, psicológicas y también motivacionales. “En base a un gran trabajo que está haciendo el cuerpo técnico, reforzando algunos conceptos, entrenando, con charlas motivacionales, con videos para trabajar lo psicológico y pasar la cuarentena. No es lo ideal, pero sin duda que los jugadores tienen la buena disposición para seguir con los entrenamientos en casa pero de igual manera afecta lo psicológico”, agregó.

Por último indicó que la realidad de los clubes chilenos es de incertidumbre, debido a que no existe claridad de cuándo podrán competir nuevamente. Para ello, hay una comisión de ANFP evaluando permanentemente el retorno al fútbol, posibles escenarios y fechas. “Hoy día todos los clubes del fútbol profesional estamos en una incertidumbre de cuando volveremos a competir. Nosotros en lo económico la situación afecta bastante, porque no hemos tenido ingresos en publicidad, sobre todo a un equipo que se encontraba en los primeros lugares de tabla, lo que hoy no sucede y esperamos poder pasar de la mejor manera este momento”, finalizó señalando Carlos Bechtholdt.

Comparte