Pedro Muñoz: «Mis mejores recuerdos son de cuando estaba en la B con Curicó»

El regreso al profesionalismo en 2006, trajo consigo una camada de buenos jugadores que recién iniciaban sus carreras en Curicó Unido. Nombres como Nelson Rebolledo, Carlos Espinosa o Luis Vásquez se ganaban un lugar en la Albirroja, a costa de buenas actuaciones y goles por un Curi que rozó la clasificación a Liguilla de Promoción. Pedro Muñoz es uno de esos futbolistas, que entre 2006 y 2007 vistió el manto sagrado, y en 2009 regresó en una inédita temporada de los curicanos en la máxima categoría.

Con el objetivo de repasar su carrera, pero por sobre todo su paso por Curicó, aceptó gentilmente el llamado de Curicó Albirrojo mediante Instagram Live, donde admitió sentirse sumamente agradecido de la institución y de su apoyo para él como un deportista profesional que recién iniciaba sus armas.

«Mis mejores recuerdos son de cuando estaba en la B con Curicó. No era de hacer muchos goles, pero sí era de entregar harto. Era de los punteros antiguos», dice Muñoz, autor de uno de los tantos del primer triunfo del Albirró el 2006, tras el regreso al profesionalismo. Fue en una victoria 3 – 1 frente a Magallanes, en el Estadio San Carlos de Apoquindo.

Y claramente el cariño que se ganó por parte de la hinchada fue recíproco. A pesar de que no marcó mucho en redes rivales, de hecho solo 4 dianas anotó en sus 2 pasos por el club. El papel de los hinchas, en especial de la barra Marginales, es algo que el ex Universidad de Concepción, O’Higgins, y actual Deportes Santa Cruz resalta. «Curicó tiene una hermosa hinchada. Marginales está a muerte con Curicó. Y es lo que todos merecen, una institución linda».

El delantero también recuerda cuando debió venir a La Granja vistiendo otros colores. El 2013, incluso, fue campeón en el recinto de la Avenida Juan Luis Diez luego de vencer a los albirrojos en la final de la Primera B con un 2-1 en el global, y a pesar de aquello, admite que el cariño que tenían los aficionados del Curi aún lo sentía. «Cuando volví a jugar contra Curicó, la mayoría de la gente a uno le deseaba cosas buenas. Y eso es gratificante para uno»., añade al respecto.

«No me olvido de Curicó. Es el equipo que me abrió las puertas al fútbol profesional. No me queda nada más que agradecer, desearle bien al club, y que siga creciendo«, cerró.

«

Comparte