«Nos dejaron botadas»: el nulo apoyo a la rama femenina durante la pandemia

«Nos dejaron botadas»: el nulo apoyo a la rama femenina durante la pandemia

Por: Ignacio Barría

El fútbol femenino en Chile, hoy en día vive dos caras de una moneda donde siempre destaca el lado que brilla, mientras la selección clasificó por primera vez a unos juegos olímpicos, y la primera división ya jugó un torneo transición en pandemia, y comenzó hace pocas semanas su torneo 2021, la Primera B del Femenino, está en un completó olvido, y sin fecha de retorno. Mas allá del nulo trabajo por parte de la ANFP, las instituciones no se quedan atrás y al no tener esa “obligación” de presentarse a un campeonato, tienen a la deriva a sus planteles sub 17 y adultos, siendo Curicó Unido uno de ellos.

Históricas de la rama femenina, conversaron en exclusiva con Curicó Albirrojo, pues llevan mas de un año sin entrenar, y mas de 18 meses sin disputar un partido oficial, han sido días difíciles para las jugadoras que piden el mismo respeto que el equipo masculino.

La capitana del primer equipo de mujeres, Ivana González, llegó en 2013 al club, se coronó campeona juvenil en dicho año, y ha cumplido los distintos ciclos con la banda sangre, llegando a llevar la jineta en los últimos años del primer equipo, hoy, tras largo tiempo de inactividad con el club, realiza trabajos particulares, entrenando en casa.

“No tenemos comunicación con el club desde el año pasado, como que se desligaron de nosotras completamente, el profe pato (Silva, DT del equipo adulto femenino) nos llamaba de vez en cuando para saber cómo estábamos… la última llamada que tuve de él fue como hace unos 2 meses, para preguntarme si yo tenía noticias porque a él no le informan nada tampoco” expresó la guardameta.

Otra referente de la rama, amplía lo mencionado por la portera, se trata de Vanessa Riquelme, delantera del club, reconocida por capitanear a la albirroja durante varias temporadas, siendo la goleadora del equipo, “la verdad es que estamos en la nada, no han preguntado por nosotras nadie del club, no estamos entrenando ni siquiera por Zoom y algunas entrenamos por nuestra cuenta cuando podemos. Lo único que tuvimos fue una reunión, pero en abril del año pasado, donde estuvimos la adulta y los dos profes, de ahí nada más, ninguna comunicación con nadie del club, así que estamos totalmente olvidadas” comenta la histórica “Pica”, quien fue una de las primeras integrantes del equipo femenino, hace ya largos 12 años.

Nuevos Rumbos

Tras quedar como la última prioridad para un hipotético regreso, fueron varias las futbolistas que buscaron nuevos horizontes, y ahora desde otra vereda, hacen un llamado a que se acuerden de la rama, por sus ex compañeras y colegas de profesión.

Antonia Leyton, llegó en 2013 al conjunto albirrojo, disputó torneos juveniles, donde incluso fue capitana, representó al club en Juegos Binacionales y tiene una trayectoria no menor vistiendo la camiseta curicana, sin embargo, tras meses de inactividad, no podía perder mas oportunidades en su carrera deportiva, y firmó este año por Deportes Puerto Montt.

“Desde un comienzo nos dejaron de lado, solamente los profesores por sus medios nos ayudaban gestionando los zoom para entrenar vía online, el club nunca nos dio una solución, tampoco nos preguntaba cómo estábamos, si alguien estaba con contagio o algo así, cuando se levantó la cuarentena volvimos a entrenar presencial y nosotras junto al profesor Patricio sustentábamos los entrenamientos, teníamos que pagar la cancha en la que entrenábamos, el club y la dirigencia tuvo 0 compromiso con nosotras”, comenzó comentando la delantera oriunda de Pichingal.

“Decidí buscar nuevos rumbos ya que como nombré anteriormente no teníamos apoyo por parte de Curicó, yo necesitaba entrenar, jugar para no perder todo lo que gané en el tiempo entrenando, lamentablemente la Primera B no tiene fecha de retorno y se me abrió esta increíble oportunidad de estar en Deportes Puerto Montt y la aproveché, gracias a dios estoy acá, estoy contenta y orgullosa de lo que hemos trabajado con el club en el que estoy” agregó la goleadora conocida como “Chupete”, quien no se olvida de sus compañeras, con quien compartió 8 años, “no dejo de enviarle mis saludos a mis ex compañeras y decirles que luchen, que sigan creyendo en sus capacidades porque son grandes jugadores y grandes personas, las quiero mucho y siempre las llevaré conmigo esté donde esté” cerró Leyton.

El equipo sureño no solo se reforzó con la otrora delantera, sino que también fichó a la multifuncional jugadora, Camila Vergara, parte importante del primer equipo curicano, campeona juvenil además en 2013.

En conversación con nuestro medio, la jugadora oriunda de Molina comentó, “A mi parecer el trato del club fue nulo, nunca se interesaron de si entrenábamos y de una posible vuelta de campeonato. Nos dejaron a la deriva, como si la rama femenina no existiera, así de fácil”, sobre su cambio de aires, expresó. “Preferí buscar nuevos horizontes porque quería jugar, me sentía bien físicamente para volver al fútbol. Probar lo que es jugar en Primera y lo más importante hacer lo que me hace feliz”.

El éxodo de referentes no terminó ahí, ya que una de los ejes del mediocampo de la Banda Sangre también emigró, seleccionada chilena sub 17 en su momento, Yessi Valenzuela, fue contratada por Fernández Vial, para sumar minutos en Primera División.

La joven de Romeral, también conversó con Curicó Albirrojo, y esto nos contó, “Desde el inicio de la pandemia el trato del club hacia nosotras fue nulo, partiendo desde que sacaron al profesor y no pudimos continuar los entrenamientos, ni siquiera por zoom”, comenzó diciendo.

Sobre su traspasó, “preferí buscar otros rumbos porque estaba cansada de que Curicó no nos diera lo merecíamos, ni nos valorara como lo hacen con el equipo masculino, nos entregaba lo mínimo, implementos, entrenábamos en el complejo, pero en varias ocasiones en mitad de cancha porque entrenaban los juveniles” cerró.

Comparte