Las secuelas del Covid-19 golpean al plantel albirrojo

Diecisiete días de pausa y once casos positivos fueron las cifras que dejó el brote de Covid-19 en la interna del plantel curicano. Hoy, con el retorno a las canchas, las secuelas de los contagios siguen rondando en el camarín y para peor, se reflejan en la cancha y resultados. ¿La razón? los problemas respiratorios causados por la pandemia, han tenido que dejar fuera a varios albirrojos.

En conversación con Redgol, el presidente de Curicó Unido, Freddy Palma se refirió a la ausencia de José Rojas, asegurando que frente a Palestino, «fue una falta importante, creemos que es un jugador importante para nosotros y no pudo estar porque estaba saliendo de esta situación… Está con problemas, justamente producto de haber estado contagiado con Covid-19».

Pero no es el único. El dirigente sinceró la situación de otros nombres, agregando que «Después de estos 14 días sin hacer fútbol, de no poder entrenar, los mismos jugadores se dan cuenta de que lo perdido fue importante. Teníamos el caso de Jens Buss. Él pidió el cambio al término del primer tiempo, porque estaba ahogado, no se sentía bien, y es todo producto de haber estado en el contagio».

 

Comparte