John Castro: «Ya deberían poner algo en el estadio que lleve el nombre de Mario Muñoz»

John Castro ha cumplido un rol fundamental en la historia del Curicó Unido del siglo XX. Ha estado vinculado a la institución en 3 procesos, en 2000 como entrenador del primer equipo, en 2006 como miembro de las áreas formativas, y en 2013 como entrenador y jefe técnico de las series menores de la Albirroja. Con el objetivo de conversar de aquello y más, aceptó gentilmente charlar con el Instagram Live de Curicó Albirrojo, donde repasó cada uno de sus 3 pasos por la institución. «Me abrieron las puertas en 3 oportunidades, y logramos cosas importantes. Un gran recuerdo, una formación integral», recuerda el otrora entrenador del Curi en Tercera División..

A la hora de rememorar sus inicios con el elenco curicano, el DT que también ha tenido pasos por el fútbol de Indonesia revela cómo llegó a la institución a inicios de los 2000, cuando esta estaba en un período de crisis luchando por subsistir de la mano de un grande: Don Mario Muñoz. Sin embargo, admite que su llegada se da gracias a la persona del otrora presidente, Julio Ode Reyes. «En 2000 fui a jugar un torneo de verano particular por el club de Julio Ode y salimos campeón. Ahí jugaban varios ex curicanos como el Pato Ponce, Larry Aliaga y ganamos. Había dirigido a Ñuñoa en Tercera, y Don Julio en el verano me ofrece Curicó. Me había encantado la ciudad, un buen recibimiento, buena atención, de parte de extraordinarias personas, y acepté», agrega orgulloso.

Por otro lado, resalta la personalidad de «Don Mario», con quien generó una linda amistad y a quien considera como alguien histórico para nuestro Curi. «Don Mario quedó en la historia. Esforzado, vendió hasta las pantuflas por Curicó Unido». Al mismo tiempo, considera que algún sector del Bicentenario La Granja debería llevar su nombre gracias a su importancia. «Y ya deberían poner por ahí en el estadio, algo con su nombre», afirma.

John Castro estuvo en Curicó Unido entre 2013 y 2014, como miembro del área formativa del club.
(Foto: Gonzalo Basualto / Curicó Albirrojo)

Además, Don John contó una anécdota muy curiosa que se dio con Muñoz y su sueldo mensual, el que tras unos meses se fue acumulando previo a dejar el club. «El proyecto que llevamos era a 5 años subir a Segunda, pero solo duramos ese año. En 2000 dirigimos 6 meses, 4 de ellos me pagaron y después se juntaron 2. Don Mario hacía malabares para recaudar plata, era de mucho corazón y esfuerzo. Después me pagaron 2 meses con un cheque, y las 2 veces que fui al banco, este rebotaba. Al final me dí por vencido y fui a devolver el cheque. Por amistad, no cobré», añade.

Finalmente, John Castro también contó cómo se generó la llegada de Damián Muñoz, campeón como jugador y entrenador de inferiores y femeninas con Curicó Unido, e hijo de Don Mario Muñoz. «Yo llego a ese plantel el 2000 y estaba Damián Muñoz. Lo nombro por cómo se fue dando. Lo tuve de juvenil, con 17 años, y ya estaba en el plantel. Y yo lo hice debutar en Tercera con la intención de que lo mandaran a las juveniles de Colo Colo. Nosotros le dábamos a 3 jugadores y ellos les mandábamos a Damián. Y así fue».

«Ese fue el inicio de un amor. Lindos recuerdos del Curi que es una buena plaza, en Segunda División y ahora en Primera», termina.

Puedes revisar la entrevista completa a continuación:

Comparte