JC Muñoz y el recuerdo de 2009: «La poca unidad del plantel terminó en descenso»

El defensa central que llegó en 2008 al cuadro de la región del Maule y proveniente de Santiago Morning, Juan Carlos Muñoz, habló con Curicó Albirrojo y repasó los distintos pasajes que vivió en el club sin dejar de lado el descenso jugado en San Fernando en 2009.

Desde su departamento en Santiago Centro -lugar que ha vivido la cuarentena- JC destacó que al llegar al equipo no tuvo mayores inconvenientes, principalmente por la acogida que le dio la hinchada, y que hasta el día de hoy le sigue reconociendo su compromiso con la camiseta albirroja. “En 2007 me contactó el coordinador que tenía en ese entonces Luis Marcoleta, y desde el primer día en la ciudad me di cuenta que la gente, la hinchada lo hace todo, por eso fue tan fácil para mi adaptarme. Sentí el cariño de los curicanos, eso me marcó, y fue uno de los factores que influyeron positivamente en mi rendimiento en cancha”, destacó el exalbirrojo.

ENTRE ASCENSOS Y DESCENSOS

Respecto al ascenso a primera del 2008, Juan Carlos Muñoz valoró la unión que tuvo dicho plantel, la competitividad y la convicción de ganadores que inculcaba el profesor Luis Marcoleta.“Todos, titulares y suplentes le creíamos 100 por ciento, por eso experimentamos un alza en nuestro nivel, sabíamos lo que queríamos, ganar partidos y a veces defender el resultado de manera sólida”.

Pero no todo fue color de rosa para JC, el descenso al año siguiente, dice que se produjo por la poca unidad que había dentro del plantel, donde el descontrol e inexperiencia en el fútbol de honor finalmente pasaron la cuenta, pues “creo que ese momento lamentable para el club y sus hinchas, sirvió para que los dirigentes tuvieran más experiencia y convicción. Se aprecia en el plantel que hoy día tiene la institución, donde se demuestra compromiso y los jugadores saben claramente su labor en la cancha, con hombres importantes como Martín Cortés, de quien me alegro haya heredado la jineta de capitán, porque se lo merece. La capitanía no puede estar en mejores manos”.

EL HOMBRE DE LOS GOLES

Entre otras facetas, Muñoz se refirió a su faceta de goleador previo a colgar los botines en 2012, posición a la que llegó con ventaja dada su experiencia como defensa donde estudió los movimientos de los atacantes y que le significó mayor facilidad para convertir en el arco contrario. Dentro de sus registros, el capitán aseguró que «los goles que nunca olvidaré, los más importantes a mi parecer fueron los dos que una tarde de domingo le hice a La calera en San Fernando. Recuerdo que íbamos perdiendo uno a cero y el profesor Raúl Toro decide mi ingreso en el segundo tiempo. Respondí con dos goles, que no solo la gente reconoció ese día, sino que también todo el plantel, quienes en el camarín me aplaudieron, felicitaron y reconocieron mi trabajo. Eso no se borra jamás”

Fueron en total 157 partidos y 23 goles que en esas cinco temporadas convirtió Juan Carlos Muñoz, quien recuerda aún con nostalgia sus años en la ciudad, el cariño imborrable de la hinchada. Por eso recalca, “cuiden lo que tienen, porque lo conseguido ahora ha costado un montón”.

Comparte