Garcés: «No se debe amonestar al capitán por celebrar un gol»

El portero de Curicó Unido Paulo Garcés se refirió en conferencia de prensa virtual, al inminente inicio del torneo profesional del fútbol chileno, las nuevas disposiciones sanitarias y el ánimo que existe al interior del plantel de cara al primer partido oficial.

Recordemos que recientemente la ANFP incluyó al Estadio Bicentenario “La Granja”, dentro de los recintos deportivos autorizados para albergar juegos del fútbol profesional. Sin embargo, el meta albirrojo lamentó la pérdida de localía, por la no presencia en el recinto de la hinchada albirroja.

“Todos hemos lamentado jugar sin público, especialmente nosotros, ya que nuestra localía es muy fuerte. Será doloroso, extraño no sentir la influencia de los curicanos, pero al final por el bien de todos uno se tiene que adaptar, porque todo será distinto”.

Cuarentena preventiva

En cuanto a otros temas, el Halcón se refirió a la cuarentena preventiva que afectó al plantel, después de detectarse un caso positivo de Covid-19, Paulo Garcés indicó que la detención de los entrenamientos presenciales fue “un verdadero balde de agua fría”, pero que ya está totalmente superado. “Acá hubo responsabilidad de todos, pero ya está, es cosa del pasado, ahora hay que valorar el seguir entrenando en las instalaciones del Club y eso nos llena de motivación para el inicio del torneo”, complementó el portero.

El portero curicano aseguró igualmente que esta interrupción de los trabajos en cancha, “significa correr con un poco de desventaja, frente a otros equipos que no han parado de entrenar con sus compañeros”.

Sobre el ánimo al interior del plantel, Garcés aseguró que todos están muy ansiosos y motivados para el reinicio de un torneo “complejo”, ya que, para el portero, la seguidilla de partidos que tendrán que afrontar y el tema de las lesiones masivas que pueden suceder, puede ser un riesgo para el rendimiento del equipo. “Pese a todo, estamos trabajando para estar preparados físicamente, creemos este equipo está dispuesto para muchas cosas, y por eso espero lograr algo importante para mí y el Club”.

Posibles castigos

Finalmente, el arquero de Curicó Unido, Paulo Garcés, manifestó su total desacuerdo con la eventual medida surgida desde la ANFP, referida a que los jugadores no podrán tocarse para celebrar un gol, ya que, si así lo hacen, el capitán del equipo será amonestado con tarjeta amarilla. “A mí no me parece para nada, hablamos sobre eso y bromeamos con Martín Cortés, quien pasará castigado. Pero en concreto, creo que la tarjeta debiera ser para el jugador que celebra de esa forma y no para el capitán del equipo”.

Comparte