Dirigieron alguna vez a Curicó Unido…

En la historia de Curicó Unido en el fútbol profesional y amateur, decenas de entrenadores han dirigido a su equipo profesional. Nombres muy destacados como Luis Marcoleta o Eduardo Cortázar, y otros con pasos que es mejor no recordar mucho como Germán Corengia o Sergio Bernabé Vargas. Sin embargo, exitosos o no, todos han cumplido un papel en la historia del club, y en esta entrega del «Algo de historia» hemos querido rescatar a algunos de ellos.

Luis Hernán Álvarez

El «Nano» tuvo la fortuna de dirigir al club de su ciudad natal, Curicó. Serían tres períodos los que estaría el histórico goleador de Colo Colo al mando del Albirrojo, uno de ellos incluso en Tercera División: 1978, 1979, y 1981. El 78, eso sí, sería interino. Destacó dirigiendo a múltiples futuras figuras del fútbol local y nacional, además de una escuela de fútbol de los albos en Santiago. Dentro de las curiosidades están el ser padre de los ex futbolistas Iván y Cristián Álvarez, el hecho que el Estadio ANFA de Curicó lleve su nombre, y que su cuerpo esté enterrado en el Parque del Recuerdo ubicado frente al Estadio Bicentenario La Granja.

Raúl Toro

Torito sería de aquellos hombres que vestirían la camiseta de Curicó Unido y estarían al mando de su plantel profesional. En 2010, Toro llegaría para suceder en el puesto a Luis Marcoleta, en pleno Torneo de Clausura de la Primera B. Tendría un buen rendimiento al frente de la Albirroja en la Liguilla de Ascenso tras pelear codo a codo frente a Unión Temuco, clasificando cuarto a la Liguilla de Promoción. Allí enfrentaría en juegos de ida y vuelta a la U. de Concepción. Lamentablemente, el Curi cayó en ambos partidos con un global de 5 a 2 y no conseguiría el ascenso.

46 partidos estuvo Raúl Toro en el banquillo albirrojo, con 20 triunfos, 10 empates, y 16 derrotas. Posteriormente dirigió a La Calera y a la Liga de Loja de Ecuador.

Mauricio Giganti

Tras el buen rendimiento de Pablo Abraham como DT del Curi en 2013, el elegido para mantener al Albirró en la punta de la tabla de posiciones 13/14 de la Primera B era el argentino Mauricio Giganti. Poco se le conocía, y en el pasado solo registraba pálidos pasos por San Luis de Quillota y Santiago Morning.

¿Cómo le fue en el Curi? Estaría solo entre septiembre y diciembre de ese año, su equipo con el paso de las fechas dejó el liderato del certamen, y cuando se fue, el Albirró quedó noveno. Apenas se recuerda un empate ante Universidad Católica con gol de Diego Churin, triunfo que se escapó de las manos sobre la hora gracias a tanto de Nicolás Castillo. Así, los números en rojo no acompañaron al trasandino, provocando su desvinculación. En 15 partidos perdió 6, empato 6, y solo ganó 3. De hecho, ninguna de esas victorias se cosechó en el pasto del Bicentenario La Granja, lo cual ya había colmado la paciencia del hincha de Curicó Unido.

Roque Mercury

Como jugador, el argentino nacionalizado chileno Roque Mercury fue ídolo en Deportes Temuco. Sin embargo, ya retirado, se transformó en entrenador de diferentes equipos del país como Audax, Green-Cross, el propio Temuco, y cómo no, Curicó Unido. Sería en la temporada 1986 cuando se sentaría en el banquillo del Gigante del Mataquito, cuando el Albirró militaba en la Segunda División (hoy por hoy Primera B). Posteriormente sería DT de escuadras como Santiago Wanderers o San Antonio Unido.

Actualmente Don Roque está radicado en la región de La Araucanía, donde incluso ha sido homenajeado por los albiverdes, y participado de transmisiones deportivas de una radio local que cubre y sigue al «Pije».

Comparte