Curicó Unido mereció más que un empate en Rancagua

Un empate increíble consiguió Curicó Unido en su visita a O’Higgins de Rancagua, este martes 20 de octubre por la fecha 16 del Campeonato de Primera División. Los albirrojos, que fueron de menos a más a lo largo del cotejo, empataron 2 a 2 ante el cuadro de Dalcio Giovagnoli, pero merecieron mucho más a raíz de dos penales clarísimos que el juez Felipe González no cobró para los de Nicolás Larcamón.

Pero más allá de la pésima performance del árbitro de turno, el cotejo fue aguerrido. Goles de Gustavo Gotti y Ramón Fernández para el dueño de casa, y del Mati Cavalleri y Fede Castro para la Albirroja significaron el marcador final que le da un punto valioso al cuadro curicano. De hecho, los torteros fueron siempre desde atrás debido a que el que se ponía en ventaja era el autodenominado Capo de Provincia.

Pero seguramente lo que se llevó las cámaras fue la magra actuación de González, con quien una vez más el Curi no puede ganar. A los 30′, un clarísimo empujón sobre Gabriel Harding en el área fue revisado por la autoridad en el VAR, sin embargo desestimó la falta y solo dio tiro libre para el local. En los descuentos, además, una mano que fue vista por todo el estadio no significó lanzamiento desde los 12 pasos para el Albirró. Increíble.

De esta forma, Curicó igualó 2 a 2 ante los celestes en un electrizante partido y llega a los 21 puntos manteniéndose en la octava posición del certamen, aún a la espera de la programación del tiempo restante del encuentro suspendido frente a Universidad Católica, el cual por ahora está 2 – 0 a favor del cuadro de Larcamón.

(Foto de Comunicaciones O’Higgins)

Comparte