‘Beto’ Ortega: “Tuve la oportunidad de ir a Colo Colo, pero preferí quedarme por cariño al club”

El ex volante uruguayo de 41 años, Alberto «Beto» Ortega, aún mantiene buenos recuerdos de su experiencia vistiendo la camiseta de Curicó Unido. En sus palabras, habló de su presencia en aquel del que plantel que formó parte en la temporada 2009, que debutó y se despidió ese mismo período de la división de honor del fútbol chileno. “Ese año fue uno de los mejores para mí en lo personal, pero un desastre al mismo tiempo, ya que Curicó Unido no pudo mantenerse en Primera División”, recordó de manera precisa.

Dentro de lo rescatable e inolvidable que pasó durante ese campeonato, el ex albirrojo confesó que ahí marcó su gol favorito, se trata de la anotación del empate ante Ñublense en Chillán, que incluso, fue uno de los más gritados en toda su carrera como futbolista profesional. “Ese cabezazo lo recordaré por siempre. No solo por la importancia de marcar ante esa institución, sino que también invadido por la adrenalina que desbordaban los más de mil hinchas curicanos que estuvieron ahí. Por eso lo celebré con todo”, relató Ortega.

De buenos y malos técnicos

Pero no todo fue alegría. El descenso de aquel año fue un episodio duro, al abordar ese triste momento, el «Beto» fue más allá, y reconoció que, en la interna de aquel plantel, existían varios conflictos, roces constantes entre jugadores, que al final mermaron en el rendimiento del equipo en la cancha, pero que le dejó grandes nombres que marcaron su carrera, como Luis Marcoleta, a quien describió como uno de los entrenadores que más enseñanzas le dejaron en su vida profesional.

“Marcoleta fue uno de mis mejores profesores, un señor, tanto dentro como fuera de la cancha. Hasta el día de hoy pongo en práctica lo que aprendí de él, no solo en el fútbol, sino que también en la vida misma”, dice Ortega, quien también tuvo malas experiencias con entrenadores en el club tortero.“La contraparte fue Raúl Toro, quien es uno de los directores técnicos que menos me dejó deportivamente hablando. Incluso, gran parte de mi decisión de dejar el club, se produjo al saber que la directiva de ese entonces decidió continuar con el DT en la temporada 2010”, agregó.

El cariño curicano

Al referirse a su paso por Curicó, Alberto Ortega destacó que después de esa temporada existieron ofertas de otros clubes, dándose la posibilidad concreta de emigrar a un equipo de Santiago, pero prefirió quedarse un año en la región del Maule. “Tuve la oportunidad de ir a Colo Colo, pero preferí quedarme en Curicó Unido por el cariño que le tengo al club y su hinchada. Es una institución conformada por gente de la que estaré agradecido toda la vida, por eso espero algún día devolver todo lo que me ha dado”, precisó, complementando que también deshechó ofertas de Unión Española por la fractura que frustró sus planes en aquel entonces.

Pero no todo es la vida como futbolista. El ex volante uruguayo fue testigo del retorno a Curicó Unido entre los años 2015 y 2017, cuando se hizo cargo del fútbol formativo del club. A ello se suma su labor como entrenador de la categoría Sub-13 que se coronó campeón del Torneo de Clausura Regional Sur 2016.

Desde su visión, Ortega recalcó que en la zona del Maule existe una gran cantidad de niños y jóvenes con talento, que deben ser formados para que estén listos para debutar en el primer equipo. Sin embargo, lamentó las decisiones directivas que, para él, hacen cada vez más lejano que el plantel de honor sea potenciado por quienes son formados en la propia cantera.

“Ahora mi futuro puede estar en Bolivia, me han llegado ofertas, ya que no puedo ejercer como DT en Chile, debido a las exigencias de antigüedad determinadas por la Conmebol. Pero estaría feliz y dispuesto, si me dieran la oportunidad nuevamente de hacerme cargo de las inferiores de Curicó Unido y formar futuros profesionales, ya que soy un eterno agradecido de la institución y su hinchada”, sentenció el ex volante uruguayo que se encuentra en la comuna de Romeral.

Comparte