A una década de la histórica eliminación de Colo Colo por copa Chile

Es de esos partidos que marcan y quedan en la retina del hincha. El 20 de mayo del 2010, Curicó Unido peleaba en la primera B luego del descenso del año anterior. Fue en medio de todo este movimiento en que el club albirrojo disputó la copa Chile enfrentando a Colo Colo. En el duelo de ida jugado el 13 de mayo, los de la región del Maule dieron la sorpresa con un marcador favorable de 4-2, pero eso solo sería la antesala de lo que se vendría.

La semana siguiente, los albirrojo llegaban al estadio Monumental con una clara ventaja, pero los locales tenían decidido sacar la tarea adelante y avanzar en el torneo. Durante los 90 minutos el local tuvo mayor dominio y parecía que el destino se volvía beneficioso para ellos. Miguel Riffo, Ezequiel Miralles, Cristián Bogado, Claudio Graf y Macnelly Torres, fueron los autores de cada gol que dejaba al cacique con un marcador de 5-0 final en el duelo de vuelta.

LOS PENALES

Pero no todo estaba escrito. Las características de aquel campeonato de hace una década obligaba a que la llave fuese definida en penales. En las primeras jugadas no hubo fallas, Miralles y Graf por los albos anotaron, mientras que en los torteros, Gutiérrez y Úbeda hacían lo propio, pero el panorama cambió. En los locales, Bogado falló en su ejecución luego que el portero Luis Vásquez atajara el balón con los pies, dando un respiro que solo duró minutos, pues en la banda sangre, todo parecía desmoronarse ante la falla de Alberto «Beto» Ortega, quien vio frustrada su anotación ante la buena reacción de Nery Veloso en el arco local.

Hasta ese minuto, el escenario era imparcial e incierto con un marcador global de 2 a 2. Nada estaba claro pero el destino estaba en los pies de los jugadores que quedaban por anotar. El nerviosismo no duró mucho gracias a la jugada de Macnelly Torres quien al disparar, el balón no llegó a la red y se quedaría en las manos de «Chuleta».

Lo que vino después fue pintar el triunfo albirrojo. Ronny Pérez no falló en su ejecución, luego Matías Quiroga marcaría un tanto para el local. El broche de oro de aquella noche estuvo a cargo de César Díaz, el nueve curicano. Pese a que se encontró con el arco cuando se daba el empate parcial de 3 a 3, fue autor de un lanzamiento perfecto, el capitán de la noche no falló.

«Recuerdo que esa noche el profe Marcoleta se sacó el gorro -siempre que hace eso es porque nos va a putear- nos dijo unas chuchadas y despertamos», relató hace algunos días el propio capitán en conversación con Curicó Albirrojo.

Acto seguido, los albirrojos corrieron a la galería visita a celebrar con los hinchas que viajaron a la capital pese a que se jugaba a mitad de semana. En la vereda contraria, Colo Colo solo supo de frustraciones.

Comparte